LACTANCIA-Y-CANCER-DE-MAMA

Lactancia materna y cáncer de mama

Sabemos que la lactancia materna en la primera hora después el parto, de forma exclusiva durante seis meses y hasta los dos años o más como alimentación complementaria es una de las “armas más poderosas para asegurar la supervivencia y bienestar de los niños”, explica UNICEF en su último informe El regalo de una madre para cada niño.

Es más, “amamantar a todos los bebés desde el minuto cero y hasta, por lo menos, los dos años salvaría anualmente a más de 820.000 niños menores de cinco años”, afirma el organismo internacional. Además, la lactancia materna ayuda a que los pequeños crezcan, se desarrollen correctamente y mejoren sus capacidades cognitivas y emocionales. Igualmente es buena para la salud de la madre.

Las madres también están protegidas. UNICEF señala que “la lactancia materna las protege de posibles hemorragias y depresión posparto, cáncer de ovario y mama. ”Está demostrado que mejorar las cifras de lactancia materna en el mundo podría prevenir unas 20.000 muertes maternas por cáncer de mama al año” subrayan en el texto. Este dato se refiere a una investigación publicada en la biblioteca de los Institutos Nacionales de Salud de EE UU que concluyó que la lactancia materna protege contra el cáncer de mama u ovario.

En resumen, amamantar es la más efectiva práctica para proteger “la salud de los niños y las madres y promover el desarrollo y creciendo de los pequeños desde edad temprana”. “Promocionar, continúan, y favorecer que las mujeres pueden lactar debería ser una prioridad para los países, con el fin de mantener a cada niño con vida y crear sociedades saludables, inteligentes y productivas”.

lactancia-y-cancer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *