Hablar de religión es un tema complicado para los adultos, imagínate cuando nos toca explicarle a un niño. Para mi todo dependerá de como fuimos criados, que valores y creencias nos inculcaron, si crecimos creyendo en un ser divino, llamado Dios, Jehová, Jesucristo o como lo nombre tu religión.

Con este post no quiero crear controversias, solo compartir como le enseño yo a mi hijo sobre esa fuerza mayor que para mi si existe.

Yo más que hablarle de religión a mi hijo, quiero enseñarle que existe una luz, una fuerza llena de amor y bondad. Acostumbro cada vez que me voy a darle la bendición. La protección que le doy a través de ella es lo que para mí tiene significado.

También le he enseñado que tenemos un ángel de la guarda, que nos cuida y protege siempre. Además de ángeles que ya no están físicamente conmigo pero sé que me protegen, como mi madre y mi bisabuela.

Imagino que algún día Sergio me preguntara: ¿Quien es Dios o Qué es Dios? le diré que vea todo a su al rededor,  que imagine cómo nacen las flores, las plantas, los animales, o quizá un bebé,  hay cosas que simplemente no tienen mayor explicación, milagros que no se pueden explicar y en todo eso está Dios sin duda.

Quiero compartir este libro donde hablan un poco sobre este tema:

¿Donde esta Dios, papá?

 

¿Y tu como le hablas a tus hijos sobre Dios?


Te gustará leer:

8 Hábitos de las mujeres exitosas

Afirmaciones positivas para el 2018 (especialmente para madres)

Como empezar las mañanas libres de estrés



Artículo anteriorLos mejores juguetes para la hora del baño
Artículo siguienteNosefrida
Mamá, Creativa y Bloguera, Consejera de Lactancia Materna, Autora del ebook ¡Tú también puedes Amamantar! y aficionada a la Decoración de Interiores.

7 Comentarios

  1. La verdad es que me gusta mucho como lo haces. Con la edad las preguntas son complicadas de responder. Especialmente cuando ocurren tragedias y mis hijos preguntan «por qué Dios deja que pase eso» Muchas veces respondo que no sé y hay cosas que a veces no entendemos…

  2. Que post más lindo María! Yo también les he enseñado que hay un ángel de la guarda. Y rezamos la oración tan bonita que me se desde niña y que estoy segura que sabes cual es: «ángel de la guarda, dulce compañía…»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here