La importancia de tener amigas siendo mamá

Algunas le llaman tribu, otras le llaman grupo. No importa mucho cómo las llames, encontrar amigas es un cambio definitivo en el juego cuando se trata de la maternidad. Podemos decir sin lugar a dudas, que ese grupo de madres cambia nuestras vidas y la importancia de tener amigas siendo mamá es indudable.

En esos grupos nos desestresamos, tenemos conversaciones sobre temas controvertidos sobre la crianza de los hijos, intercambiamos consejos sobre la lactancia materna y compartimos nuestra información sobre las mejores cosas de ser mamá (Obvio, después de ser mamá siempre hablamos de los hijos).

Nos presentamos con los pantalones de yoga o aquel conjunto cuidadosamente seleccionado, y nos amamos a pesar de nuestras diferencias. Las citas de café se convierten en juegos en el parque.

Nos vamos haciendo tan amigas que cuando alguno de los bebés tiene una enfermedad, la primera reacción de los esposos es: «Pregúntale a las mamás». Y a medida que los niños van creciendo, continuas preguntándole a las mamás.

Entonces, si recién estás comenzando este viaje de crianza de los hijos, encuentra a tu gente. Encuéntralas en el parque, en el gimnasio, en línea, en tu barrio.

Con la gran carga de responsabilidades de la rutina diaria de una mamá, es fácil sentirse demasiado ocupada como para tomarse un tiempo con amigas, o incluso sentirse mal cuando lo tomas. La realidad es que, tanto tú como tus hijos se benefician ampliamente cuando pones tus amistades un poquito mas arriba en tu lista de prioridades.

Así que aprovecha este tiempo para construir amistades para toda la vida

  Productos de Amazon que recomiendo Ideas para consentirte sin gastar dinero Los 8 mejores regalos para una nueva mamá