Mitos de la lactancia materna

Se ha demostrado que amamantar es algo positivo para la madre y el bebé, sin embargo hay muchos mitos alrededor del tema que abruman a las madres. Si no produces suficiente leche, si debes ofrecer cada tres horas, si se debe vaciar los dos pechos en cada toma.

A continuación desmiento los mitos más comunes. Digan lo que digan, la lactancia materna siempre es la mejor opción para el bebé.

  1. Como tengo el pecho pequeño, no voy a producir suficiente leche. Falso. No se tiene más o menos leche en función del tamaño del pecho. El tamaño lo define la grasa, no los conductos y glándulas mamarias.

  1. Tener los pezones planos o invertidos va a hacer imposible la lactancia. Los niños no se enganchan solo del pezón, sino de una gran parte de la areola, de allí viene el éxito de la lactancia y del correcto agarre.

  1. Tendré en casa fórmula láctea por si no me baja los primeros días. Al principio, el calostro es todo lo que necesita el bebé. ¡Atención! Estas gotas son muchas veces imperceptibles por la madre eso no significa que no estés produciendo, además recordemos que el tamaño del estómago del recién nacido es del tamaño de una metra o cereza.


  2. 4. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche, avena, atoles, papelónCreo que mi leche es muy aguada y no lo “sustenta” Esta es una de las más comunes prepárate para escucharlo como disco rayado. Por supuesto es FALSO. La leche de todas las madres alimenta. Es cierto que cuando se inicia la toma, la primera leche que sale tiene más cantidad de agua y azúcares. Después de un rato de succión y vaciado se puede hacer más espesa por tener más contenido en grasas, pero su característica general es ligera y acuosa.

  3. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche, avena, atoles, papelón. La producción de leche aumenta o disminuye en función la succión del bebé, a más succión por supuesto se producirá más leche. No hay estudios que comprueben que algún alimento aumente la producción.

  4. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche, avena, atoles, papelón. La producción de leche aumenta o disminuye en función la succión del bebé, a más succión por supuesto se producirá más leche. No hay estudios que comprueben que algún alimento aumente la producción.

  5. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche, avena, atoles, papelón. La producción de leche aumenta o disminuye en función la succión del bebé, a más succión por supuesto se producirá más leche. No hay estudios que comprueben que algún alimento aumente la producción.

  6. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche, avena, atoles, papelón. La producción de leche aumenta o disminuye en función la succión del bebé, a más succión por supuesto se producirá más leche. No hay estudios que comprueben que algún alimento aumente la producción.

Para leer mas mitos te invito a descargar GRATIS el ebook, solo debes suscribirte.

mitos-lactancia

 

Post recomendados:

Tips de Lactancia Materna para mamás primerizas

Alimentación complementaria