Pezoneras y Lactancia Materna

Las Pezoneras son una especie de moldes de silicón que tienen forma de «pico» o pezón y se coloca por su puesto allí ¡en el pezón!

En la lactancia materna son muy «controversiales»  muchas veces porque su uso no es el adecuado, hay consejeras que las defienden, otras que no tanto.

Para saber mi opinión sigue leyendo…

En que caso Yo las recomiendo:

  1. Cuando la madre esta con los pezones tan adoloridos, ensangretados y agrietados que esta a punto de abandonar la lactancia:  Y Sí en estos casos las pezoneras pueden hacer la diferencia en esta madre, lo he visto muchas veces y lo viví, mi pezón en carne viva aclamaba protección y sanación antes de seguir amamantando a mi hijo, como les he dicho antes NO es necesario llegar a este punto, basta de seguir con el mito que hay que «aguantar el dolor» en mi caso no lo sabía.

  2. Malformaciones faciales como Micrognatia:  En este caso el bebé tiene la mandíbula inferior más pequeña de lo normal con lo que la barbilla queda hundida. Puede ayudar el uso de la pezonera.

  3. Síndrome de Rainaud: Este fenómeno consiste en que una zona de la piel, ante estímulos (tacto o frío) contrae de forma excesiva sus vasos sanguíneos reduciendo el riego de sangre al punto que produce dolor. El pezón se torna blanco-azulado y la madre experimenta tirones en todo el pecho incluso en la espalda, es un fenómeno muy raro.  A veces mejora usando las pezoneras, porque parece reducir los estímulos que lo desencadenan (tacto)

Riesgos de usar pezoneras:

    1. Hongos: Estas piezas de silicion o látex tienen contacto con el pezón y si no se tiene la higiene adecuada puede propiciar junto al ambiente húmedo la aparición de hongos.

    2. Gases: al igual que con la mamila del tetero o biberón el aire se va colando y por supuesto deberás sacar los gases del bebé después de cada toma.


  1. Dependencia: Los bebés se acostumbran fácil a todo, ademas de que la toma al pecho es muy distinta a la toma piel a piel, puede tornarse difícil «destetarse» de las pezoneras. Es esencial el contacto boca, lengua, pezón para enviar señales al cuerpo de mamá sobre anticuerpos y nutrientes que necesita el bebé.

Como ves su uso es muy especifico y con respecto al dolor, grietas y sufrimiento que muchas mujeres pasan al amamantar ya debes saber que: Amamantar NO duele y que con un Buen agarre no hace falta ninguna pezonera porque al corregir esto el dolor se irá mágicamente.

El problema está cuando sabemos esto y se usan las pezoneras desde el primer momento. Sin buscar otras soluciones como por ejemplo corregir el agarre.

Eso NO lo apoyo. 

pezoneras y lactancia

No estoy de acuerdo con ser radical en este caso porque he atendido mujeres con pezones casi guindando que con un par de días de descanso, uso de pezoneras corrección del agarre y buena cicatrización han retomado su lactancia.

Las pezoneras usadas bajo la supervisión de un profesional de salud o consejera, pueden ayudar a algunas madres y sus bebés a establecer la lactancia cuando el camino ya estaba siendo muy doloroso.

Las decisiones que tu tomes sobre las pezoneras son tuyas, con la información tu tienes la ultima decisión.

MIRA EL VIDEO SOBRE PEZONERAS AQUÍ