Ser Mamá en Navidad

Ser mamá en navidad no es cosa fácil, la lista de tareas pendientes nunca termina, los compromisos parecen no parar nunca ¿Te sientes identificada?

Entre el Elfo, los compromisos escolares, los regalos para comprar y luego envolver, además de las infinitas cocciones y horneado que hay que llevar a cabo, es probable que te sientas estresada.

Pero no temas, no estás sola. Todas las madres han estado allí. Sin ningún orden en particular, aquí están las cosas que nos están volviendo locas (jajajaja) en esta temporada de vacaciones.

Fiestas escolares:Este es el primer año que mi hijo celebra la navidad en un colegio «grande» y la agenda de la escuela es SERIA. Tenemos actividades divertidas y diversas, además de la gran fiesta de todo el colegio.

Los cumpleaños de diciembre:En diciembre recibimos una ola de cumpleaños y eso significa el doble de regalos, fiestas, dulces y tortas.

Los niños pequeños y las decoraciones no se llevan tan bien: Mi hijo ha cambiado todos los adornos y ha tumbado el árbol de navidad, sin contar las veces que lo he encontrado jugando con las luces de navidad (metiendolas en su boca)

Publicidad de Juguetes por doquier: en un bloque de media hora en un canal infantil pueden pasar hasta 30 comerciales de juegues ¡Esto no es fácil! Mi hijo lo quiere todo.

Regalos de última hora: Nunca falta. Crees que has terminado de comprar y luego aparece un intercambio de regalos de último minuto. 

Acabo de abrir mi tienda de Amazon Influencer con MUCHAS ideas de regalo tanto para niña como para niño. 

A veces nos presionamos tanto y las navidades son para ser disfrutadas. No se trata de los manualidades (a menos que los ames) o las tradiciones (de nuevo, a menos que los ames) o las compras y envolturas. Se trata de sentir el espíritu navideño y pasar el tiempo con las personas que amas.

Así que si piensas que estos son «problemas» te invito a ver todo como una bendición y dar gracias por ello

¡Feliz Navidad Mamá!

Post Recomendados: