Las vacaciones tienen como finalidad relajarnos, tanto a niños como adultos. Si los padres estamos todo el tiempo estresados por los niños acabamos pasándola mal y las vacaciones con niños terminan arruinándose.

Por eso, teniendo en cuenta algunas sencillas recomendaciones podemos mantenernos relajadas y disfrutar las vacaciones en familia, con actitud positiva para que todos disfruten del merecido descanso.